• Sí, los gastos de aviones, autobuses, metros, etc. serán deducibles siempre que estos desplazamientos estén relacionados con la actividad desarrollada, y se pueda demostrar documentalmente este hecho y se disponga de la correspondiente factura.
  • Del mismo modo, si se tiene que pernoctar en un hotel o cualquier otro tipo de alojamiento, siempre que se disponga de la correspondiente factura.