• A pesar de que, como explicábamos anteriormente, se trata de una declaración informativa y no recaudatoria, las consecuencias de la falta de presentación o la presentación fuera de plazo pueden ser muy graves:
    • Cuando se requerido por la Administración:
      • Sanción de 5.000€ para cada dato o conjunto de datos que se hubieran tenido que declarar, o declarados de forma incompleta, inexacta o falta, con un mínimo de 10.000€ por sanción.
      • Habrá que incluir estos importes no declarados como ganancia patrimonial no justificado en la Renta del último ejercicio no prescrito. Se establece una sanción específica del 150% de la cuota íntegra correspondientes a la ganancia patrimonial no justificado.
    • Cuando se regulariza por voluntad del contribuyente:
      • Sanción de 100€ para cada dato o conjunto de datos que se declaren fuera de plazo, con un mínimo de 1.500€ por sanción.
      • Habrá que incluir estos importes no declarados como ganancia patrimonial no justificado en la Renta del último ejercicio no prescrito, y liquidar el importe correspondiente al recargo por presentación extemporánea de la renta.