• Compras de alimentación.
  • Compras de ropa.
  • Tabaco
  • Joyas
  • Recargos o sanciones impuestas por Hacienda o cualquier otro organismo.
  • Gastos que se hayan producido en un periodo superior a cuatro años.
  • Gastos realizados en paraísos fiscales.